.

.
"En el intento 2010" fue el diario de un pescador en las modalidades de Spinning desde costa o embarcado y Jigging en la isla de Fuerteventura, se tuvieran o no capturas expresar las sensaciones de cada salida, sensaciones de éxito o frustración según se desarrollaran las jornadas de pesca, en soledad con el medio o acompañado.

Dejaré el formato "diario", hablaremos de temas relacionados con el Spinning y el Jigging, sean capturas, equipos, complementos, etc...




viernes, 20 de abril de 2012

¡¡QUE SENSACIÓN!!

Aquellos que tenemos por afición más que por deporte la practica de la pesca buscamos un objetivo final y común a todos los pescadores, evidentemente es un pez. Desde pequeños o desde que comenzamos a pescar siempre se nos ha metido en la cabeza que el éxito está en el pez más grande y pocos son los que habrán escapado a esa máxima.

Como en todo, vamos evolucionando, cambiando y muchos se percatan de que coger un pez grande es fantástico y lo es, sin embargo, para mí, hay dos cosas en común en la captura de un pez menor o un pez mayor, la primera es la satisfacción y la segunda la sensación.

La satisfacción está claro que la conseguimos una vez nuestro objetivo ha sido conseguido, un pez, muchos, grande, pequeño o muy pequeño, etc etc es la conclusión del objetivo perseguido con éxito, le tenemos, lo hemos sacado.

La sensación dirán muchos que es el estado, entre otros, de la satisfacción y no digo que no, pero la sensación abarca mucho más, tanto que hasta un simple roce con el fondo hace saltar todos los sentidos, un ataque fallido a la muestra nos levanta el ánimo, la simple visión de peces comiendo a nuestro alrededor nos dibuja una sonrisa en la cara, un lance bien hecho es reconocido por nosotros mismos al instante, el nadar o movimiento de una muestra nos produce alegría, observar a los compañeros de pesca..... y aun no hemos cogido un pez.

¿Entonces?
Pues, difícil de explicar, pero es ese entonces el que marca muchas diferencias, es como llegar a un cruce de caminos sin saberlo y optar por un camino que te agrada, te llena, te satisface por las sensaciones que recibes.

¿Dónde está la diferencia entre capturar un pez grande o un pez pequeño?
Para mí está en la forma, en el cómo, en el equilibrio del con qué. Un pez de diez gramos capturado con una línea de tres libras, una caña de acción de cero a cinco gramos y una muestra de dos gramos y medio, aunque para algunos resulte raro, a muchos les/nos produce tantas sensaciones como la captura de un pez de cinco kilos con una línea de diez libras en una caña acción de diez a treinta gramos y una muestra de veintiocho.

¿Renuncio entonces a capturar peces?
Evidentemente no, sigue siendo el objetivo y una vez capturado todo finaliza por unos instantes, solo nos queda la decisión de devolverlo a su medio o llevarlo a casa para comerlo. Si lo devolvemos a su medio tenemos muchas posibilidades de que vuelva a producirnos tantas sensaciones y tanta satisfacción como la primera vez que lo capturamos o se las produzcan a otro pescador, en definitiva es lo que muchos llamamos practicar una Pesca Recreativa Responsable.

Massimo plantea en su comentario del post anterior que la practica del Rockfishing al ir más enfocada hacia los peces más pequeños pueda ser perjudicial para los pesqueros, creo que no es la modalidad la que amenaza nuestros pesqueros, es el pescador y siempre será el pescador el que con su mentalidad hará que los pesqueros estén mejor o peor.

En nuestro caso, el Spinning, el Jigging, el Rockfishing y cualquier otra modalidad practicada con muestras para capturar un pez no es sino el medio usado para obtener sensaciones y la satisfacción final de haber conseguido el objetivo, incluso en ocasiones hay satisfacción sin haberlo conseguido, podrá gustar una u otra modalidad y el hecho de que nos guste es porque las sensaciones que obtenemos practicándola nos agrada.

Así lo veo yo, más o menos.

Seguimos en el intento...

8 comentarios:

rafa dijo...

...Y ¿no sabes escribir?
Como esto me vale y mucho Abe, aunque no sea la pluma lo que mejor manejes también se te da.

Esas sensaciones que describes también las tengo y te aseguro que a veces son un premio.

Un abrazo Abe

massi dijo...

Buenos dias,le agradezco mucho haberme respuesto...efectivamente son sensaciones , y por eso tambien dificil de expilcar y de comprender ya que varian de persona a persona...eso si, yo tambien he tenido emociones tocando una roca con mi artificial.....pero igualmente prefiero no buscar el pescado desde asi pequeño.
Simplemente quieria comunicarle las mias
En fin como ambos creemos son sensaciones y esa, como los gustos no se discuten,...nuestra opiniones quizas peden ser diferentes por el tema de los pequeros...aunque creo que la verdad la conocen solo los bichos que nadan alla abajo!!!...con el deseo de coincidir con usted algun dia en algun pesquero para charlar un poco y sobretodo PESCAR, le mando un saludo y que sigua disfrutando..qulquiera sea la modalidad!!!!!
Massimo
P.S. otras historias y imagenes del Sahara please!!!!!!!!

Y digo yo dijo...

Pocas Massimo, ojalá en aquella época fuera costumbre fotografiar la pesca como hoy en día ;) tan espectacular como esa de los Palometones no tengo, creo que hay alguna Corbina por ahí, ya veré la ocasión de mostrarla.

Entiendo que andas por aquí ¿? pues ya lo creo que sería un placer compartir lances y charla, un saludo.

Cañacortada dijo...

A ver si consigo aportar algo.

Imaginemos lo que supondría para nosotros la consecución de un pez de 5kg en aguas del archipiélago (no en el trópico) y en la mala situación que se encuentra el spinning actualmente. Al menos para mi sería una captura satisfactoria, sin embargo esta misma presa me alegraría más si la logro con mi equipo ligero que con el pesado. ¿Por qué me sucede esto si el resultado es el mismo? Pues por la mayor dificultad para hacerlo, porque estamos llevando el equipo y nuestras habilidades al límite, por la incertidumbre etc. Pasa lo mismo en el deporte , por ejemplo. Si tu rival compite a gran nivel y logras vencerle la sensación de haber hecho algo grande es mayor que si ganas en un mal día del adversario. Con esta modalidad las probabilidades de ir al límite son máximas y por lo tanto alcanzar mayor satisfacción es más fácil. Otra cosa sería si dispusiésemos por estos lares de abundantes peces grandes, ya que es verdad que el tamaño importa, pero esto no sucede.

Además, con lo complicada que está la pesca, que duda cabe que el Rockfishing es una alternativa muy buena para intentar mejorar resultados, pues añadimos otras especies cuyas poblaciones son muy numerosas y también se incorporan otras tallas.

Con respecto a si es perjudicial para el medio o no pues primero decir que comparto el punto de vista de José Luis, es el pescador quien lo hace o no dañino. En cualquier caso, tampoco veo yo que los frutos sean muy abultados y estos se reparten entre multitud de especies, con lo cual no se diezma ninguna, por tanto no parece que sea una disciplina nociva.

Saludos y bonito bocinegro Abe.;)

mañoño dijo...

Tienes toda la razón. El problema seguimos siendo las personas y su relación con el entorno. Yo hace bastante que devuelvo prácticamente todo lo que pesco, respeto tallas mínimas y máximas, no tiro basura y es mas me intento llevar una bolsa de basura industrial para recoger un poco de basura de los pesqueros que frecuento, por que yo alimento mi alma y mi espíritu con la soledad de las imágenes del amanecer en la orilla y la basura son como sirenas de policía en la silenciosa noche. Y bueno que mas sensaciones de bienestar quieres, si después de dos o tres bolsas de basura (dias) el pesquero te sonríe con una buena pieza, el que siembra recoge. Soy cocinero y llevo tiempo replanteandome lo que como y sobre todo relacionándolo con el respeto a los mares, que tantas plenitud de sensaciones, recuerdos y sabores me ha mostrado atraves de la pesca desde niño.

Nicola Zingarelli dijo...

Yo creo que el Rockgfishing debería de ser una pesca donde dejamos por un momento de lado el ego machote y sacamos nuestro estro creativo y más delicado. Es una pesca decididamente finesse, en la que se buscan peces que por su naturaleza son pequeños y que serían imposible de sacar con otra modalidad en la que se usan señuelos. Es cierto que te puede entrar un Palometón pequeño o un Jurel, pero no serían estos los blancos de nuestra búsqueda sino las Chopas, Sargos, Scorpas y animales de este tipo. Sobre lo perjudicial que pueda llegar a ser para las especies esto sigue dependiendo de la educación y el respeto de cada persona. Cuando empezó la locura del jigging nos planteamos las mismas preguntas, y efectivamente en ese caso hubo animales (de dos pies) que se dedicaron a hacer unas matanzas increíbles, pero no es la técnica que mata sino quienes la practican, eso espero esté claro. Las sensaciones de una Cabrilla que muerde el vinilo y consigue doblar una cañita de rockfishing siguen siendo tan buenas como las de una picada de un GT :-)

Ciao

Nicola

Juan Antonio dijo...

Renovarse o morir, como dice el otro...
Está claro que con la disminución de capturas de talla media y no digamos grande, y la escasez de estas, todos iremos abocados a esta nueva modalidad, que por lo menos nos recordara las sensaciones que tuvimos al capturar peces granditos con equipos de spinning medio.
Y lo peor de todo, para estos tiempos que corren, con más desembolso de dinero destinado a la compra de estos equipos y sus señuelos...
En fin viva la crisis que nos parió

Y digo yo dijo...

Bueno por las respuestas creo que he conseguido explicarme más o menos, gracias a todos ;)