.

.
"En el intento 2010" fue el diario de un pescador en las modalidades de Spinning desde costa o embarcado y Jigging en la isla de Fuerteventura, se tuvieran o no capturas expresar las sensaciones de cada salida, sensaciones de éxito o frustración según se desarrollaran las jornadas de pesca, en soledad con el medio o acompañado.

Dejaré el formato "diario", hablaremos de temas relacionados con el Spinning y el Jigging, sean capturas, equipos, complementos, etc...




domingo, 22 de marzo de 2020

NO SOPORTO NI A MI SOMBRA


Hoy charlaba con un amigo, nos whatsappeabamos que se dice ahora. Él va por el arco y la flecha, es bueno, muy bueno, tiene “capturas”, trofeos muy interesantes.


En esas me comentó que le gustaba pescar, aunque no estaba a mi nivel y le vendría bien unas clases particulares….

Este fue el cruce de mensajes a renglón seguido:

“Abe
Hace años no me importaba llevar novatillos, ahora les huyo sobre todo desde orilla. Trasladar a otro todo o parte de lo que para ti han sido años y años de observación y experiencia resulta muy tedioso y más conforme vamos avanzando en edad, creo la paciencia se va agotando con los años ¿a ti te pasa?

Alfonso
Te comprendo yo ya no soporto ni a mi sombra.”

No sé si es algo que me pase a mi solo o no, pero así exactamente es. Como le comenté a Alfonso igual es cosa de la edad, nos vamos haciendo o me voy haciendo menos paciente.

Aunque por otro lado, cada vez son menos los que te consultan comenzando en este mundillo de las muestras con sus variantes. Hoy tienen todo en Youtube y si se te ocurre hacerle algún comentario al observar un error que cometen o tan siquiera dar un consejo lo más probable es que salgas escaldado.

Pero aun quedamos, aun quedamos los que fuimos parte de un comienzo, en nuestro país y mire usted por donde no nos duelen prendas en preguntarnos cualquier cosa sobre la que tengamos duda o necesitemos consejo.

La respuesta llega de inmediato y francamente a mi me encanta ser consultado, sobre todo si tengo respuesta y me encanta que me contesten cuando soy el que hace la consulta.

Pero no se me equivoquen, cuando consultamos lo hacemos porque no encontramos respuesta, no lo hacemos para que otros nos busquen las respuestas o nos regalen su saber porque sí. Al igual que prácticamente todo está ahí afuera, también hay quienes llaman a mamá para que les pasen la hoja del libro.

En fin, que me ha hecho reflexionar la charla con Alfonso, por cierto, lo suyo también tiene mucho de aprendizaje, observación y experiencia detrás.


Seguimos en el intento…

domingo, 26 de enero de 2020

POR FIN

No sé si es una cuestión de nuestra forma de ser como españoles o como pescadores deportivos, la cuestión es que nos cuesta mucho unirnos, asociarnos. Nos basta con firmar en una lista cada vez que algo nos molesta y con eso pensamos que dejaran de fastidiarnos.

Pero lo que realmente ayuda es estar unidos y representados, ello obliga a quien legisla a tener que contar con el punto de vista de aquellos a quienes va a prohibir, limitar, condicionar…molestar.

Ya hubo otros intentos de hacerlo y en todos los que conocí no dude en unirme, ahora nace con fuerza la asociación “ASOCICIÓN CULTURAL DEPORTIVA PUERTO CABRAS MAR”, mi agradecimiento a los pescadores que han dado el paso para crearla, necesitamos que nuestra voz se escuché antes de prohibir, no después.

Asociarte es bien sencillo, contactas vía whatsapp con 680 979 373 y en poco formarás parte de ella.

Seguimos en el intento…

viernes, 10 de enero de 2020

ADIOS PAPA


¿Quién echo la gasolina? ….. y si nunca sé qué decir a aquellos que pierden un ser querido, más complicado me resulta saber qué decir de la perdida de mi padre.

He tenido la fortuna de tenerle como tal hasta el final de su vida, acompañarle en prácticamente todas sus salidas de pesca en sus últimos años y ver como su afición por la pesca no tenía límites.

El mero hecho de saber que al día siguiente saldría de pesca ya era suficiente para que su estado de ánimo se viniese arriba.

Nada tenía que ver con su avanzada edad e impedimentos físicos de la misma, pedía ir a este o aquel pesquero como si fuera un chaval y me tocaba persuadirle para ir a otros con acceso acorde a su condición, cosa que tenía que hacer con mucho tacto o me caía una reprimenda.

Al final le costaba hablar conmigo de pesca, porque sabía que ya él no podía acompañarme y sé que eso le dolía, llegó a decirme que sentía envidia.


Adiós papá…